Header Ads

ENTREVISTA A ARSENIO CORES: LOS REFUGIADOS DEL MUNDO

Se entiende como refugiado o refugiada a aquella persona que se encuentra fuera de su país y no puede regresar a el por estar perseguido o, sencillamente, a causa de un desastre o incidente que lo ha obligado a desplazarse. En el mundo hay millones de refugiados que lo son por decenas de motivos. Para muchos gobiernos su presencia es un problema y este hecho, junto con muchos otros, obliga a trabajar de forma constante a organizaciones como la CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado. Su responsable jurídico es Arsenio Cores, un autentico experto en asilo, refugio y extranjería con quien conversamos a continuación.

Oscar Ramírez - Red Internacional de Escritores por la Tierra

Arsenio, vamos a empezar centrándonos en nuestra zona más próxima. ¿Cuál es la situación actual de los refugiados en Europa y que zona del mundo atiende a más de ellos?

En contra de lo que se suele decir por parte de los gobiernos del autodenominado primer mundo, la situación de refugio la soportan los países de dos mundos más allá, los que están en vías de desarrollo. Si tenemos en cuenta a todas las personas refugiadas por motivos medioambientales, podríamos decir que un 95 por ciento de ellas no se encuentra ni en Europa, ni en Australia ni en Norte America.

No sé cómo podemos decir “cuidado, que nos invaden” dando respuesta a este denominado efecto llamada que al final es un efecto empujón por lo que comentaba antes, por la masificación del problema en ciertas zonas deprimidas que, comparadas con otras zonas como la nuestra, si que tienen realmente un problema. Tenemos un temor infundado y eso que lo flujos que recibimos son, en comparación con esas otras zonas que digo, una minucia.

En cuanto al sistema, ¿podemos afirmar que se garantiza el asilo a todas las personas independientemente de procedencias, sexo o religión? ¿Hay ciertas igualdades en este sentido?

Históricamente los colectivos que se han visto protegidos han sido los que habían vulnerado sus derechos civiles y políticos pero nunca los derechos económicos, sociales y culturales. Además, generalmente han sido los colectivos masculinos con lo que nos encontramos con población que tiene problemas con relación a la violencia por motivos de género. También tenemos otro tipo de perfil, el de los refugiados ambientales que son todas las personas desplazadas por distintas catástrofes. Se va consiguiendo de se reconozca la protección para algunos colectivos como es el caso de las mujeres pero queda muchísimo por hacer en otros muchos ámbitos.

Y luego nos queda el tema de los refugiados ambientales que, según las estadísticas, son más de 200 millones de personas sin protección. ¿Qué hacemos? Quejarnos, mirarnos, ver un telediario, asustarnos, asombrarnos y nada más. Y sin llegar a un análisis que tendría que ver con el control de flujos y el control de un sistema económico-sostenible en el mundo porque el capitalismo, tal y como está concebido, demuestra que es un sistema insostenible como estamos viendo a todos los niveles y día tras día.

Por lo que entiendo, el sistema falla desde la propia base y empieza por la poca preparación de las personas que reciben y atienden las peticiones de los que piden asilo…

Entiendo que muchas de las personas encargadas de conceder el asilo no están preparadas para esta labor porque se producen situaciones esperpénticas cuando se preguntan ciertas coses, realmente absurdas, a los que piden el asilo. Inicialmente se trata de simples anécdotas pero son anécdotas que se repiten y ya se sabe que cuando las anécdotas se repiten acaban siendo una regla o una norma.

No se le puede preguntar a una persona si es un refugiado porque esa persona no tiene porque saberlo. Si nosotros, aquí mismo en España, ¡no sabemos que es una persona refugiada! Vuelvo a repetir que falla el sistema porque la Oficina de Asilo pertenece al Ministerio del Interior que es quien regula los temas fronterizos. Y la Unión Europea, en la famosa división anterior al Tratado de Lisboa, marcando los tres pilares que son el económico, el de seguridad y el de cooperación judicial y policial, fijó la inmigración en el pilar de seguridad al mismo nivel de materias como el terrorismo y el narcotráfico.

Esa es una visión gubernamental equivocada o, como mínimo, poco ajustada a la realidad…

Que cada uno quiera ver lo que quiera ver pero la sistemática es bien clara porque estamos hablando de situaciones de control de fronteras, de respetar nuestros derechos humanos a costa de violar otros derechos con lo cual no se respetan los de nadie. Si nos creemos diferentes a los demás y pensamos que no nos va afectar que se violen los derechos humanos en Uganda, en la China o en cualquier otro país, estamos muy equivocados, en una concepción decimonónica de los estados inconexos y eso, por suerte o por desgracia, ya no es así.

Si el cambio es posible, ¿hacia qué dirección hay que hacerlo?

El cambio es posible y hay gente que lucha por cambiar demostrándolo día a día. Como dice Galeano, los cambios se hacen desde los pequeños gestos. La playa comienza por un grano de arena lo que pasa es que parece que los seres humanos necesitemos un coscorrón para despertar. El problema es preguntarse si ese coscorrón no va a ser demasiado fuerte.

Hace dos años que nos vienen con la murga que estamos en crisis. Digo murga porque me gustaría saber cuando hemos dejado de estar en crisis. Hubo la crisis del primer mundo, la bursátil, la de los punto com, la del crack del 93, la del 87 por el famoso día de Marlboro... ¿Cuándo hemos dejado de estar sin crisis con una situación medioambiental pésima, más de mil millones de personas en situación de hambruna, otros mil que no tienen acceso a la electricidad y otros mil que no tiene acceso a agua? ¿Cuándo fue ese final de la crisis que debemos buscar?

Por consiguiente y según tu parecer, estamos inmersos en un ciclo de bonanza-debilidad que se repite, como el pez que se muerde la cola…

Da la sensación que los gurús económicos se dedican a poner tiritas en esa denominada ciencia económica que no entiende de matemática porque dos y dos jamás suman cuatro. Asusta que ahora digan una cosa, luego digan otra y posteriormente vuelvan a cambiar siempre poniendo parches. Hay muchas cosas a cambiar pero tengo claro que el cambio vendrá desde la base porque los de arriba no quieren que haya cambio.

Las armas de los derechos humanos son muy importantes y ya las tenemos pero hay que interiorizarlas. Ya tenemos derechos pero ahora hay que aprender a exigirlos y sabiendo que podemos obligar a nuestros gobiernos a cumplirlos porque han sido ellos los que los han firmado. Si lo hago yo solo es solo un granito pero si nos vamos sumando todos, la situación puede cambiar.
Amb la tecnologia de Blogger.