09 d’abril 2019

Siguió examinándola, descubriendo palmo a palmo el milagro de su intimidad, y sintió que su piel se erizaba en la contemplación, como se erizaba la piel de ella al contacto del agua.

Frase de "Cien años de soledad" de Gabriel García Márquez.
Foto: Hilma af Klint, en estat de contemplació, al seu estudi. Any1895.

Traductor

Seguidors del blog

Arxiu de textos vells

Amb la tecnologia de Blogger.

Bona cultura

+ Bona cultura

- Copyright © AGRICULTURA MENTAL - Un producte Avanti Comunicació -