21 de desembre 2012



Las oigo más cercanas, sagradas sinfonías del
tiempo. Con una idea; que somos seres inmortales,
caídos en la oscuridad, pobres condenados por los
siglos de los siglos hasta curar completamente.
Mirando el horizonte, un aire de infinito me
conmueve. También a veces la clara insidia de la
luna dentro de la noche me hace vivir en aparente
inutilidad en este mar de confusiones. Y somos
ángeles caídos en el planeta Tierra, sin memoria
de dónde venimos, hasta curar completamente.






Traductor

Seguidors del blog

Arxiu de textos vells

Amb la tecnologia de Blogger.

Bona cultura

+ Bona cultura

- Copyright © AGRICULTURA MENTAL - Un producte Avanti Comunicació -