24 de desembre 2012



Publico avui aquest text que acabo d’enllestir i que, tot i la seva longitud, cal que llegiu en calma. És la meva sincera opinió sobre dos temes tant importants com la parella i l’amor en base als coneixements que tinc dels dos temes. Aquest text tanca el meu llibre “Agricultura Mental” que publicaré d’aquí a tres setmanes i que ja és a punt de maquetar-se. 

PEQUEÑO MANUAL DE AMOR Y PAREJA

Debemos reconocer que, por más que vivamos, jamás aprenderemos a vivir. Porqué esto a lo que llamamos vida nos pone a prueba de manera constante, haciéndonos pasar por momentos que no sabemos cómo gestionar y que deberíamos acabar superando para no amargarnos los días que aún quedan por llegar.  

Esas pruebas se convierten en todo un muro que a menudo no podemos ni saltar ni rodear pero que acabaremos atravesando cuando la niebla que nos agobia por un problema desaparece y vemos de nuevo la luz. Lo más importante en estos casos, en estados de confusión provocados por malos momentos que no entendemos, es apreciar el entorno, no romper con nada y no precipitarnos en decisiones que más tarde podemos lamentar aunque ahora las creamos acertadas. 

Uno debe ser consciente que la vida es corta y efímera pero que nos nutrimos de ella gracias a lo que vivimos intensamente en momentos de soledad pero también, y sobre todo, en aquellos en los que gozamos de compañía. Para entender todo esto, debemos saber qué es realmente el amor, la pareja y las amistades. Si, en el ámbito del amor no existe una persona frente a otra. Hay otros muchos condicionantes. Y hay otro elemento a tener en cuenta: aunque nos hagan falta momentos de soledad, todos necesitamos estar acompañados. Todos.


EL AMOR

El amor es un estado de ánimo. En esto estamos todos de acuerdo. Uno se enamora de otra persona y posteriormente se pasa del enamoramiento a un estado aún mejor, el del amor puro, el hecho de amar a la otra persona, saber que la tienes al lado, ser consciente que estará y estarás en todos los momentos buenos, porqué para reír siempre se está, pero muy especialmente en las situaciones adversas.

El enamoramiento puede durar mucho o poco y no importa su duración si ha existido. Nos podemos enamorar de la misma persona en muchas ocasiones si somos capaces de mantenernos con ella porqué hay ese amor que tanto importa. No nos debe suponer ningún problema estar enamorados un periodo corto de tiempo si después queda todo lo otro. Porque es eso, todo lo otro, lo que genera la creación de la pareja y la consolida.


LA PAREJA

Nuestra pareja es esencial en todo momento y debemos valorar qué nos ofrece y de qué manera nos cuida y de qué manera la cuidamos. No siempre hay una equivalencia de trato pero es muy importante tener en cuenta que cuando pasamos malos épocas tenemos a esa persona al lado. Si en estos espacios contrarios o situaciones adversas recibimos el apoyo, la comprensión y la atención de quien tenemos al lado, jamás deberemos plantearnos rupturas ni finalizar una relación si llega la situación de niebla y agobio que nos puede llegar. Hacer balance real de lo vivido y lo superado entre los dos, ser sinceros con nosotros mismos y no actuar con egoísmo es clave y vital. 

Hay que aprovechar al máximo la presencia de aquellas personas que están en todo momento, que te apoyan, ayudan, intentan comprender y te quieren tal y como eres y aún con los problemas.
Las buenas parejas son aquellas que están en todo momento y no piden nada a cambio porqué saben que hay que estar. Si sabemos convivir en los malos momentos, cuando lleguen los buenos la pareja saldrá reforzada y se consolidará.


LAS AMISTADES

En casos de confusión o pesimismo por situaciones que nos llegan de repente y nos son adversas, nos trastocan o nos hunden, debemos tener claro que no se deben tomar decisiones y siempre es bueno compartir los problemas con aquellas personas más cercanas que tengamos, los amigos. A veces, los mejores amigos son también familiares cercanos y en estos casos la consulta es aún mejor. 

Ante las dudas, la ofuscación y la negatividad que nos puede llenar la cabeza y la mente en malos momentos, debemos pedir consejo a las amistades, hacernos escuchar y oír sus opiniones. Cerrarnos en nuestro propio mundo en soledad, creer que debemos solucionar los problemas solos o tomar decisiones sin consultar antes es un error muy grave.


LA FAMÍLIA

Nuestras relaciones con la familia no siempre son buenas ni perfectas, atraviesan baches y se producen discusiones, alejamientos y acercamientos. A menudo nuestra pareja nos puede ayudar a rehacer las distancias creadas por motivos diversos, nos puede ayudar a unirnos más con los nuestros. Eso hay que tenerlo muy en cuenta y no olvidarlo en los momentos en los que tomemos decisiones que no debemos.
Si nos hemos llevado mal con alguien de nuestra familia pero con la presencia de nuestra pareja las cosas han mejorado, tenemos otro motivo por apostar por la relación. No podemos pensar ahora que la familia importa y más tarde decir que no la tenemos tanto en cuenta. Siempre son importantes.


NUESTRA GENERACIÓN Y NUESTROS PADRES

¿Os habéis preguntado alguna vez porqué nuestros padres llevan tantos años juntos y siguen apoyándose? Seguro que sí. Sus vivencias son inacabables, intensas y hay de todos los colores y con todos los matices.

Por supuesto que han atravesado crisis importantes y han tenido momentos muy duros donde se han planteado dejarlo todo. Pero se han mantenido unidos porque han hecho el balance que comentaba antes, porque han llegado a la conclusión que entre ellos hay lo principal: amor y respeto. Saben que los cambios pueden salir bien pero muy a menudo salen muy mal y no hay vuelta atrás. 

Lo que se pierde cuando uno toma una decisión no tiene después remedio o marcha atrás y solo se recupera lo perdido en muchos pocos casos siempre que la persona que ha sido víctima de la decisión conceda la posibilidad de continuar o volver. 

En este sentido, nuestras generaciones no saben vivir y está demostrado. A la mínima que tenemos problemas ponemos el final a una relación que ha sido fantástica hasta el momento en qué decidimos que no nos conviene. No tenemos la paciencia que se tenía antes, no hemos aprendido que la vida son golpes duros constantes y que duelen menos si nos sentimos apoyados. 

Quizás no vemos a nuestros padres lo felices que desearíamos pero vale la pena preguntar por qué siguen juntos. Os aseguro que la respuesta os ayudará mucho. Ellos sí que saben que entender a la otra persona, aceptar sus defectos y aprovechar sus virtudes son la esencia de la vida en pareja.


EL BALANCE

Debemos ser sinceros con nosotros mismos e ir analizando cada cierto tiempo lo vivido con nuestra pareja. Ya sabemos que se pasan malos momentos y baches pero no tiene lógica alguna romper la baraja a la primera de cambio. Hay que hacer balance real sabiendo qué nos aporta aquella persona que tenemos al lado y qué necesidades tiene. 

Hablar del tema conjuntamente es lo mejor que se puede hacer. Sentarse y hablar para saber donde se falla y entender qué le falta a la otra persona con el compromiso de intentar dárselo en la medida de nuestras posibilidades o con el tiempo si en ese momento no podemos.

Si hacemos balance tendremos siempre la conciencia muy tranquila y la seguridad de hacer bien las cosas. La sinceridad propia y la que demostremos a nuestra pareja es el futuro en conjunto.

En caso de no hacer balances es cuando pueden llegar las decisiones mal tomadas y precipitadas por más que las consideremos correctas y bien tomadas. Y si nos equivocamos puede producirse un grave error puesto que podemos perder a la persona de nuestra vida, dejar pasar aquel tren que tanto quisimos o esperamos y desperdiciar una oportunidad única de ser felices para siempre por el hecho de pensar ahora, fruto de la mala decisión y de no hacer balance, que no nos conviene.


SI AMAMOS

Si realmente amamos a la persona que tenemos al lado no la dejaremos escapar, pensaremos con serenidad antes de actuar, comprenderemos que en pareja lo que importa es la fidelidad, la confianza, el apoyo, la estima, el amor, la transparencia, la tolerancia y el respeto. 

Si tenemos claro el concepto la vida nos vendrá de cara y nos seguirá dando disgustos pero estos serán más llevaderos y los comprenderemos mejor con el apoyo que nos dejemos dar y la ayuda que permitamos que nos concedan. 

AMAR PARA SIEMPRE ES POSIBLE, VIVIR EN PAREJA TAMBIÉN.

Traductor

Els més llegits

Seguidors del blog

Arxiu de textos vells

Amb la tecnologia de Blogger.

Bona cultura

+ Bona cultura

- Copyright © AGRICULTURA MENTAL - Un producte Avanti Comunicació -