Header Ads

LA TARDE Y LOS RECUERDOS



Segueixo mirant i recuperant textos antics, dels escrits en aquells llibres que us comentava que mai he publicat. Aquest té uns quinze anys. Es diu “La tarde y los recuerdos”.

La tarde se fue durmiendo sobre los muros, sobre los adoquines de la estrecha calleja, su última mirada descansó sobre un rincón lleno de preguntas. Parecía esperar que aquella mirada de sensaciones pasase por el alambique del tiempo y así poder beberse en silencio los recuerdos.

Un grupo de sillas jugaba a las películas por señas sin que sus brazos llegasen a izarse sobre la estilizada mesita. El perchero - vestido de semáforo verde - contemplaba en la distancia la jugada con sobria elegancia. A su lado, un paragüero con una libreta dorada llevaba el tanteo. Sobre una mesa dos periódicos reían y se intercambiaban las noticias rancias de la mañana.

Desde el fondo llegaron atenuados los sonidos de una hora incierta marcados en la campana de una taza de café con cucharilla de plata. A la tarde se le cerraban los ojos. Llegando de las neveras y en una fría avalancha, la noche se fue apoderando de la calle a golpes de segunderos. 

La luz artificial rompió el juego de sombras y los ceniceros se llenaron de estrellas apresadas en las ascendentes volutas de humo que se diluían en modo de ofrenda al recuerdo y de sensaciones.

A aquest text se li escau aquest "Chocolate Jesus" del camaleònic i genial Tom Waits que tantes bones estones em regala. 

Amb la tecnologia de Blogger.