Header Ads

LA PELOTA QUE ARROJÉ...



Mirant la foto i tot recordant aquesta joia del poeta Dylan Thomas: La pelota que arrojé cuando jugaba en el parque, aún no ha tocado el suelo.

Escric:


Concédete la calma perdida hasta ahora, empuja los dedos hacia la ventana, besa las sombras que manchan la pared,  parpadéale al instante que se escapa, sonríele al que llega. Imagínate que todo vuela y déjate llevar en el sueño azul que teje cada uno de los poros de tus parpados. 

Acaricia con el rostro la brisa del mar que llega hacia ti para desbordarte, deja que el pelo hilvane el momento levantándose sin orden, no impongas disciplinas a tu ser. Mantente así, inerte, luminosa, igual. Y vive, no pares de vivir, gózate en el momento y ahora. No esperes el mañana. Llegará sin preguntarte. 

Y si quieres, vengo. Con la excusa que sea pero vengo. Préstame un rincón, uno de tus lados.  




2 comentaris

cantireta ha dit...

Ets un poeta, xiquet. És fantàstic, i m'agrada molt el final.
Una gran abraçada, que l'amor no et falti per escriure així...

Oscar Ramírez ha dit...

moltes gràcies Cantireta. Espero, com tu bé dius, que no falti mai l'amor.

Amb la tecnologia de Blogger.