21 de juliol 2009




Acabo d’enllestir una d’aquells textos que escric i que neixen per acabar convertits en lletres musicals. La petició me l’havia fet un bon amic italià, cantant molt popular allí i desconegut aquí (cosa habitual en aquest país bastant inculte que m’ha tocat suportar) i estic content del resultat.
Un cop més, no són masses però són, em passa allò de pensar que el text l’he escrit pensant en algú que encara no he divisat a la meva vida. Sí, vull dir que estic convençut que les paraules d’aquesta poesia/cançó van destinades a una persona que – no en sé la procedència ni l’any en que se sumarà als meus dies- m’haurà d’impactar.

No tinc ciència infusa, no sóc mag. És només que intueixo aquestes emocions. Quan les paraules que em surten del cor no són per al meu entorn proper, vol dir que són per aquell més futur. Ara, de moment, el meu bon amic la musicarà i farà nàixer al món italià. Jo la publicaré algun dia en algun dels meus llibres. El temps farà la resta.

MIENTRAS DUERMES

Mientras duermes te protejo y te rozo con mis dedos, te respiro y te retengo para tenerte conmigo para siempre, más allá del tiempo de este momento.

Llego al fondo de tus ojos, cuando me abrazas y sonríes, si me estrechas fuerte hasta recambiarme el alma esta noche sin luna...

¡Ahora vuela! entre confetis de cielo y puñados de espuma de mar.

¡Ahora vuela! Las plumas de estrellas en el monte más alto del mundo mirando tus sueños que llegan ligeros.

Tú que en mis días eres certeza, emoción, en el encanto de todos los silencios que claman vida, eres el canto que emana alegría, eres el refugio, la pasión.

Con esperanza y devoción yo te voy a celebrar como un cura en el altar, yo te quiero celebrar como un cura en el altar. Esta noche, aún...

¡Vuela! entre confetis de cielo y puñados de espuma de mar. 

¡Ahora vuela! Las plumas de estrellas en el monte más alto del mundo mirando tus sueños que llegan ligeros.

Está a punto de amanecer, quédate a mi lado, está lloviendo y no te quieres despertar, quédate más, quédate por favor. Y mira como...

¡Vuela! entre confetis de cielo y puñados de espuma de mar

¡Ahora vuela! Las plumas de estrellas en el monte más alto de mundo mirando tus sueños que llegan ligeros.

¡Vuela! ¡Ahora vuela! Más allá de todas las estrellas en el fin del mundo verás, nuestros sueños se harán verdad.


Traductor

Seguidors del blog

Arxiu de textos vells

Amb la tecnologia de Blogger.

Bona cultura

+ Bona cultura

- Copyright © AGRICULTURA MENTAL - Un producte Avanti Comunicació -