Header Ads

EL FIL VERMELL


Hi ha una creença oriental, uns diuen que mitològica i altres que no, que té com a protagonista un fil vermell. Diuen que aquest fil, el fil vermell, connecta a dues persones que estan destinades a tenir un vincle afectiu d’àmbit personal. Diuen també que el fil ja va amb aquestes persones quan neixen  i que existeix independentment dels moments que visquin per separat, amb altres persones i en les distàncies més grans o en les més curtes. El fil, es pot contraure o estirar però mai es trenca.  

No crec massa en la mitologia, en les tradicions o en les llegendes tot i que sempre m’apassiona saber-ne més coses. Fa uns anys vaig llegir aquesta història en un llibre que tinc a casa. Diu així:

Hace mucho tiempo, un emperador se entero de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y la mando traer ante su presencia. 

Cuando la bruja llegó, el emperador le ordeno que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa; la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre campesina con una bebe en los brazos ofrecía sus productos. 

Al llegar hasta donde estaba esta campesina, se detuvo frente a ella y la invito a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo : “Aquí termina tu hilo” , pero al escuchar esto , el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja , empujo a la campesina que aun llevaba a su pequeña bebe en los brazos y la hizo caer haciendo que la bebe se hiciera una gran herida en la frente , ordeno a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza. 

Muchos años después, llego el momento en que este emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda y el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entro al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente. 

Al levantarle el velo vio por primera vez que este hermoso rostro …. …. …. …. tenía una cicatriz muy peculiar en la frente. “ 

Una cicatriz que él mismo había provocado al no ver al destino que había pasado frente a él y también nos muestra como los amores destinados son eso, no podemos escapar de la persona que nació para amarnos.
Amb la tecnologia de Blogger.