Header Ads

UN DOCUMENT DUR, REAL I NECESSARI


Avui us convido a llegir un escrit dur però necessari. Aquesta que llegireu és una carta real que escriu una filla a la seva mare. L'he traduït de l'italià al castellà perquè un dels protagonistes de la història em demanava si li podia fer el favor.  

Querida mamá:

Fui a la fiesta y me acordé de lo que me dijiste. Me pediste que no bebiera alcohol. Por eso, bebí una Sprite. Sentí orgullo de mí misma, tal como me dijiste que sentiría. Me dijiste que no debería beber y conducir, al contrario de lo que algunos amigos me dijeron. Hice una elección saludable y tu consejo fue correcto, como todos los que me das siempre.

Cuando la fiesta finalmente se acabó, la gente empezó a conducir sin estar en condiciones de hacerlo. Fui hasta mi auto con la certeza de que volvería a casa en paz. Nunca me imaginé lo que me esperaba, mamá. Ahora estoy tirada en la calle y oigo a un policía decir: "El chico que provocó este accidente iba borracho".

Mamá, su voz parece tan distante. Mi sangre está derramada por todos lados y estoy intentando con todas mis fuerzas no llorar. Puedo oír a los médicos decir: "Esta chica va a morir". Tengo la certeza de que el joven, que conducía a toda velocidad, decidió beber y conducir; y ahora yo tengo que morir.

Por qué las personas hacen esto, mamá?. Sabiendo que esto va a arruinar muchas vidas. El dolor me está cortando como un centenar de cuchillos afilados.

Dile a mi hermana que no llore; dile a papá que sea fuerte. Y, cuando vaya al cielo, estaré velando por todos vosotros. Mi respiración se está debilitando, cada vez más. Mamá, estos son mis últimos momentos y me siento tan desesperada. Me gustaría que me pudieras abrazar mamá, mientras estoy tirada aquí muriendo. Me gustaría poder decirte lo mucho que te quiero, mamá. Por eso.. Te quiero... y... adiós..."

..

Aquestes paraules les va escriure un periodista que va presenciar l’accident però no són seves. La noia, mentre moria, els hi anava dictant. El periodista, completament glaçat per l’impacte, les anava anotant. Aquest periodista ha iniciat una campanya per conscienciar a la gent jove a no beure alcohol si han de conduir.

Campanyes com aquestes són, encara que siguin tristes i dures, les úniques que poden fer reflexionar a moltes persones. El nostre món funciona malament perquè moltes persones no aprenen la lliçó fins que no és massa tard. Tothom es pensa més llestos que els altres i ningú recorda que som mortals i que únicament hi ha una vida per gaudir.

L’accident en qüestió va tenir lloc el 2012 en una carretera que uneix Roma amb les ciutats veïnes. La foto que acompanya aquest escrit, certament dura, també és real. La va fer el company del periodista un cop la noia ja era morta.  
  
Amb la tecnologia de Blogger.