02 de maig 2012


Hagámoslo bello, démosle al momento su toque necesario, su espacio a las palabras, su fragilidad necesaria a los gestos, su nitidez a las miradas, sus pausas a los besos, su harmonía a los abrazos.  

Confinémonos a la brevedad de lo espontaneo que se convierte en certero, abrámonos al segundo y abandonémonos al siguiente momento sin previsiones ni acuerdos previos. Sigamos volando con la imaginación que se acerca y se derrite en la propia realidad. 

Sigamos igual, cómo hasta ahora. Y que esa tregua negada al cambio se mantenga hasta que el cambio llegue y nos mantenga intactos ante nuevos estados. Casi todo es posible aunque sepamos que posiblemente no durará cien años. Sólo 99.  

Traductor

Els més llegits

Seguidors del blog

Arxiu de textos vells

Amb la tecnologia de Blogger.

Bona cultura

+ Bona cultura

- Copyright © AGRICULTURA MENTAL - Un producte Avanti Comunicació -