Header Ads

AROMAS PERDIDOS


Una visió catastrofista del món:

Se han quedado las rosas sin su aroma. Ya no huele todo el pan a recién hecho. Los tomates ya no lo son y ya no hay cerezas en temporada. Ahora las hay todo el año. Los aromas se pierden, sus fragancias, el tacto de las cosas, lo visual, lo que nos parecía bello por su falta y ahora nos es cotidiano por su abundancia, aburrido y vulgar. 

Y no miramos al cielo, ni buscamos formas en las nubes, ni contamos ovejas en los sueños. Nada nos atormenta ni cuando llueve o cuando arrecia el temporal. Las gotas son solo gotas, la tierra un espacio que pisamos pero no vivimos. Y la vida, un espacio que vivimos sin pisarlo ni gozarlo. Los años no nos envejecen, nos devoran sin pasión ni dulzura. Las décadas ya no son prodigiosas y el tren no dibuja su chachachá. 

Perdimos el olfato y la visión. No crecemos con el mundo ni sabemos andar a su paso. Nos hemos convertido en vagabundos mentales que cierran los ojos al día llamado vida para reinventar una nueva vida en la jornada que llegará. Botes sin remos ni timón, navegantes sin brújula, marineros de agua dulce en este mar salado lleno de olas y vaivenes que nos golpean. Ya no huelen las rosas, ya no quedan flores.
Amb la tecnologia de Blogger.