05 de maig 2012


Que no nos frene el gesto ni las palabras, que no nos amedrente la acción a realizar, que no se nos caigan las lunas en los pies en esas noches de confesiones tímidas y temerosas del miedo al desengaño o a la derrota. 

Que nos inunde la luz y la calma. Digamos te quiero sin más motivo que esas palabras se recojan y entren en el corazón deseado, en el alma prevista, en el ser apropiado. Solo así te podrás ir sin sol, te podrás ir sin sueños, sin el viento o sin sus recuerdos. Se podrá ir la poesía pero, aún así, aún con la derrota no podrás irte jamás sin esas palabras.

Traductor

Els més llegits

Seguidors del blog

Arxiu de textos vells

Amb la tecnologia de Blogger.

Bona cultura

+ Bona cultura

- Copyright © AGRICULTURA MENTAL - Un producte Avanti Comunicació -